Flor de Mes Octubre - Calendula

septiembre 19, 2017

Beneficios de la caléndula para la salud y la belleza

El uso tópico de caléndula nos puede ayudar a aliviar muchas afecciones de la piel así como inflamaciones. Si bien no es tóxica, no se recomienda su consumo durante el embarazo

 

Conocida por sus colores amarillos y anaranjados, la caléndula es una planta medicinal herbácea presente en los jardines y parques. Tiene propiedades más que interesantes, tanto para la medicina como para la estética. Conoce los beneficios de la caléndula para la salud y la belleza en el siguiente artículo. Se utiliza desde hace miles de años y los egipcios la consideraban una planta milagrosa. También era usada por los romanos y los griegos para curar enfermedades.

 

Es cicatrizante, antiséptica y aliada para la piel

La caléndula sirve para curar heridas, estimula la acción cicatrizante y regenera la piel dañada, así como también permite producir más colágeno (vital para que la piel se recupere). Se usa, entonces, para las cicatrices, pero también para las manos y pies agrietados, las quemaduras, la psoriasis, las irritaciones dérmicas, los rasguños, los eccemas, los labios secos, el acné, las úlceras o herpes bucales, entre otros más.

Para aprovechar sus beneficios, es preciso mezclar dos cucharadas de pétalos frescos en cuatro cucharadas de aceite de germen de trigo y luego aplicar sobre la piel. Algunos también realizan una infusión con un puñado de hojas y agua hirviendo, que dejan reposar y colocan como emplasto. La caléndula también sirve para curar llagas al aplicar como compresa o fomento.

Conocida por sus colores amarillos y anaranjados, la caléndula es una planta medicinal herbácea presente en los jardines y parques. Tiene propiedades más que interesantes, tanto para la medicina como para la estética. Conoce los beneficios de la caléndula para la salud y la belleza en el siguiente artículo. Se utiliza desde hace miles de años y los egipcios la consideraban una planta milagrosa. También era usada por los romanos y los griegos para curar enfermedades.

 

La caléndula es una de la plantas medicinales más conocidas por sus beneficios para la piel.  Al ser tan económica y fácil de adquirir resulta uno de los remedios más populares. Es una gran cicatrizante, curativa, reparadora e hidratante.

Lo primero que debes saber es que se trata de una herbácea que mide máximo 50 centímetros de alto. Es probable que la puedas conseguir cerca de casa si vives en áreas rurales. También se le llama caléndula de jardín, flor de caléndula o maravilla.

La identificarás rápidamente por su hermoso color naranja vivo que llena los campos apenas empieza la primavera y hasta que aparecen las primeras heladas. En caso de que quieras aprovechar sus beneficios durante el invierno, puedes ponerla a secar cuando está fresca.

Basta con colocar algunas ramas de caléndula en una superficie plana bajo los rayos del sol. Luego la puedes guardar en un frasco de vidrio o bolsa de plástico bien sellada.

 

Combate quemaduras leves

Las quemaduras leves pueden ser muy irritantes y dolorosas. Suelen ocurrir cuando te expones demasiado tiempo a los rayos del sol sin protector solar. En este caso, puedes aplicar un poco de infusión de caléndula a temperatura ambiente o un trozo de caléndula fresca.

Si tienes a la mano la planta fresca, solo necesitas asegurarte de trocearla con el cuchillo. Luego, mezcla para hacer una pasta combinando el jugo natural de la planta y aplica sobre la zona afectada.

Si prefieres preparar la infusión, sigue esta receta:

Ingredientes

  • 1 ramita de caléndula fresca o 1 cucharada de caléndula seca (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Procedimiento

  • Lleva el agua a ebullición y añade la caléndula.
  • Deja reposar a fuego medio hasta que hierva, apaga el fuego y deja enfriar el agua.

Una vez que el agua esté a temperatura ambiente, aplícala sobre la zona donde está la quemadura con un trapo de algodón limpio.

Reduce la inflamación

¿Tienes problemas de dermatitis? ¿Constantemente tienes erupciones cutáneas que son dolorosas? En ese caso puedes usar el agua de caléndula como parte de tu rutina de limpieza diaria.

Lo único que necesitas es preparar la infusión que te mencionamos arriba. Después de la limpieza del rostro puedes aplicar la infusión dando pequeños golpecitos con un algodón.

Deja actuar durante uno o dos minutos y enjuaga el rostro con agua a temperatura ambiente. Luego puedes aplicar alguna crema o loción refrescante.



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.